Honda Civic LSi

Honda Civic LSi
Mi primer coche

11 de julio de 2007

Uffff

Sinceramente no se donde era. Era en Sant Cugat. O Miraflores, no se si forma parte.

Era una zona tipo Sarriá, muchas casitas y casi nada de tráfico (bueno, en Sarriá hay calles con mucho tráfico). Yo iba alelado, y eso conduciendo es muy muy peligroso.

Como digo eran calles pequeñas, con muchos cruces, muchos Stops, muchos cedas. El piso era muy malo, muchos baches. Así que iba muy lento (no más de 30 Km/h).

Iba siguiendo las indicaciones del GPS, así que iba más pendiente del GPS que de conducir. Como esas calles no tenían tráfico y no había nadie en la calle (¿no vive hadie en esas casas tan bonitas? Hombre, pues yo necesito una casa....) iba muy relajado.

Total, que me salte un Stop (vamos que solo miré al frente, cuando miré a los lados ya había pasado el cruce) y casi hago lo mismo con un ceda. También es cierto que ningún coche podía ir rápido allí, por lo que podría pararse sin problemas, pero un Stop es un Stop.

3 comentarios:

Josep dijo...

Precisamente las distracciones al volante vuelven a ser noticia, ya que se confirman como primera causa de la siniestralidad durante el año pasado. Están presentes en un 50% de los casos, pero vaticino que con el auge de los GPS desde estas pasadas navidades los números de 2007 serán todavía peores en este sentido.

Ya te dije en su momento lo que pensaba de estos trastitos, así que no insistiré más. En cualquier caso, el mejor GPS que se ha diseñado es un boli y un papel. Cuatro líneas y cuatro círculos y ya tienes hecho el plano de la zona. Y si no encuentras la salida, pregunta por el cuartelillo, que seguro que ahí te saben indicar.

Es broma. Cada cual, que haga lo que crea conveniente, pero sí que me parece peligroso que conduciendo se desvíe la atención. Un ejemplo: de vez en cuando yo hablo por el móvil mientras conduzco, para lo que utilizo un manos libres de calidad (para que no me distraigan las interferencias y los ruidos de fondo). Ahora bien, si en algún momento debo elegir, prefiero dejar a medias a mi interlocutor que darme un castañazo. Normalmente la gente lo entiende, así que... ¿por qué arriesgarse?

Jose Luis dijo...

Honestamente, el GPS no tuvo la culpa. Fue culpa mia.

Era yo el que iba despistado, pensando que había muy poca gente (de hecho, no había nadie) en la calle, y que el piso era muy malo, muy irregular.

Cuando me salté el Stop no iba mirando el GPS. Simplemente salí de una calle con tráfico y entré en paraiso solitario, y se me fue el santo al cielo.

Y eso hubiera podido ser muy malo. Mi angel de la guarda debe acabar agotado, al final del día.

Josep dijo...

Sí, la culpa fue tuya por comprarlo. XDDDD

:-P

(mode palos_de_ciego on)

Es bastante... (voy a decir "normal" aunque no es la palabra) nor... mal que se te vaya el santo al cielo. Supongo que es eso que me explicaron hace unos meses sobre algunos conductores noveles que, prestando toda su atención a todos los estímulos que les da la vía, llega un momento que les da un repentino bajón y por un instante dejan de prestar la debida atención. Y es que el nivel de concentración de una persona no da para tanto. :)

El problema de las calles tranquilas es que cualquier cosa te puede venir de sopetón y darte el susto del día. Ojo con esa falsa tranquilidad del entorno.

(mode palos_de_ciego off)

Oye, y que nada. Que un mal día lo tiene cualquiera. :)))