Honda Civic LSi

Honda Civic LSi
Mi primer coche

29 de noviembre de 2007

Bicicletas....

Una de bicis.

Hoy vine a trabajar por la Carretera de la Arrabasada, de Barcelona a Sant Cugat, porque la ronda estaba muy llena y no llegaba a tiempo a los Túnels de mis amores.

Por desgracia, en el tramo de bajada a Sant Cugat me encontré con un ciclista al que me fue imposible adelantar. Así que toda la bajada a 40 Km/h (la velocidad máxima legal es de 50 Km/h, aunque la real....) e incluso menos.

Al entrar en Sant Cugat hay un carril bici, pero le costó meterse (para colmo había un coche aparcado que lo obstaculizaba). Al final lo pude adelantar.

No se si estaría haciendo deporte, algo muy saludable, o si iba a trabajar. Pero no le hubiera costado nada pararse un ratito, y dejarnos pasar a los coches que íbamos detrás suyo.

Por otro lado, tiene todo el derecho a ir por la carretera, por supuesto.


Por cierto, simpáticos algunos conductores que subían por la carretera, al invadir el sentido contrario en las curvas. Debe ser que no tienen bastante con su carril.

:-)

1 comentario:

euskanbria dijo...

Si fuera haciendo deporte no tendría que pararse; se trata de mantener un ritmo aeróbico constante, ¿no? Y si fuera a trabajar o simplemente a dar un paseo, tampoco tendría por qué pararse. La vía como dices es pública y tiene todo el derecho a estar ahí. ¿Qué es una jodienda? Pues bueno, hay momentos que sí, no te lo voy a negar. Pero cuando me ocurre y no puedo adelantarle me dedico a relajarme, poner música y acordarme de aquellos años en los que podía -ahora ya no- recorrer 60km diarios pedaleando... ¡que tiempos!

Me pasó en mi examen de autobús que al salir de la autopista me encontré con un cliclista en una carretera con bastantes curvas y con escasa visibilidad, pero en la que me atrevería a adelantar a la bici con el coche. Sin embargo con aquel armatroste, con el que además debía irme al carril contrario... imposible. La examinadora captó el problema y me mandó acabar el examen (¡8 minutos! Que gozada... en vez de los 45). Eso sí, muy a su manera añadió: menudo ciclista de los cojones, con las piernas abiertas... los que hemos andado en bici de verdad sabemos como hacerlo, no así. Yo asentí, estacioné y me puse en el asiento de viajero...