Honda Civic LSi

Honda Civic LSi
Mi primer coche

30 de septiembre de 2008

¡¡ Tengo prisa, tengo prisa !!

Venía el viernes por la C-58 (autopista), cerquita ya del Nús de la Trinitat (o sea, de Barcelona). Iba por el carril izquierdo (hay tres carriles). Tráfico denso en todos los carriles. Delante mio un hueco de unos 40 metros, pero al fondo estaban parados.

Yo iba despacito, a unos 20-30 Km/h. Hubiera podido acelerar, recorrer esos 40 metros a más velocidad, y finalmente frenar y detener el coche por completo. Pero prefería ir despacito, sin prisa, y no tener que pararme nada. Al menos me movia, aunque fuese poquito.

Detrás mio un tio simpático (dicho con toda la sorna, claro) que se pegó detrás mio. Y al ver que no me apartaba ni tampoco aceleraba, me hizo luces.

Un poco después vi un hueco en el carril de mi derecha (o sea, el central de la autopista) y me cambié.

El sujeto aceleró y finalmente frenó tras recorrer esos 40 metros, porque allá estaban parados.

Digo yo que una cosa es que te hagan luces por ir lento cuando puedes ir más rápido, y delante está "despejado" de coches. Pero si hay atasco tiene poco sentido correr para luego pararse.

Luego le perdí la pista. Seguramente se dedicó a ir haciendo cambios de carril continuos. Y seguro que llegó al Nús unos dos minutos antes que yo.

Nada, yo seguí a mi ritmo, que no tenía ninguna prisa.

;-)

5 comentarios:

Superdriver dijo...

Cada vez que me meto en Barcelona, alucino con las agonías que se gasta la gente.

El otro día, este sábado pasado, metiéndome en una ronda, con un tráfico muy denso y con la necesidad de ser preciso para meterse (más que nada porque los que iban dentro tampoco ayudaban demasiado a la incorporación), un tipo me adelanta por la derecha en el carril de incorporación -no podía esperarse a que me metiera- y llega hasta el fondo, y obviamente tiene que pararse porque no puede seguir y porque nadie le facilita el paso. Lo hago yo mismo, eso sí, partiéndome el culo.

En otro caso, intentando meterme, veo en el carril de la izquierda a un coche pero con la distancia justa para poder meterse. Espero unos segundos prudenciales, vigilando que el otro no acelere, y entonces me meto. Lo cual no le sienta bien al coche detrás de mí, que me pita y me hace gestos, aunque no sé por qué, porque había hueco y tampoco estaba la cosa como para pararse ahí en medio a esperar (nuevamente, un tráfico muy muy denso).

En fin, José Luis, a veces es una agonía conducir por Barcelona. Pero si yo no veo motivo para hacer caso a los impacientes de la vida, hago caso omiso de sus luces y de sus pitos y atiendo a lo que considero lógico.

Jose Luis dijo...

No, si por mi ya se puede ir al infierno ese conductor y todos los que son como él.

Mi queja no es tanto porque me haya hecho luces. Sino porque delante los coches estaban parados y yo iba poco a poco para retrasar todo lo que pudiese el detener el coche.

Por cierto, eso que comentas de la ronda lo he visto, pero llegando al Nús de la trinitat, en la última incorporación que hay a la C-58.

Es una incorporación muy larga, y algunos "simpáticos" se meten en ella para adelantar a unos pocos coches.

Los que los ven venir no saben que en realidad estaban detrás de ellos, y les facilitan la entrada.

Josep dijo...

Bueno, peor para ellos: más gastarán en carburante, en frenos y en suspensión.

Ah, y en valerianas. Porque ir así de imbécil por la vida tiene que ser estresante.

Mr. Glasshead dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Superdriver dijo...

Lo intento de nuevo: antes he entrado con un perfil con el que no se me reconocía.

Decía que la habías clavado porque fue en ese punto donde me ocurrió aquello.

Y que yo también intento siempre mantener una relación entre mi velocidad y el espacio que queda, para evitar así ir dando acelerones y frenazos, pero hay gente que entiende la conducción como una carrera de ellos contra todos.