Honda Civic LSi

Honda Civic LSi
Mi primer coche

1 de octubre de 2008

¿A qué velocidad voy?

El viernes por la tarde llovió mucho en Barcelona y provincia. Y como con lluvia he conducido poco decidí aprovechar para hacer unos cuantos quilómetros bajo la lluvia.

Fui por la N-II, no por la autopista. Creo que era en la zona de Premià de Mar. Vi que había un marcador electrónico que indicaba la velocidad a la que circulaba. Es una medida que intenta sonrojar a los conductores, mostrando al resto a qué velocidad va realmente.

Yo iba en aquel momento a unos 60 Km/h (y sí, en aquel tramo el límite es de 50 Km/h), porque recuerdo haber visto ese panel electrónico, mirar mi velocímetro, ver los 60 Km/h y pensar: "uff, voy demasiado rápido".

Sin embargo, el panel sólo marcó 52 Km/h.

Unos cuantos kilómetros después, entré en la autopista C-32. En un tramo marcado con 80 Km/h yo iba un poco más rápido, pero creo que no llegaba a los 90 Km/h. Y ví un destello desde una cámara (radar) apuntando hacia donde yo venía.

A parte de mi, un poco más adelante, iba otro turismo, y quizás fue a él a quien le sacaron la fotito.

Bueno, haya multa o no, la cuestión es la siguiente.

Si mi velocimetro marcaba 60 Km/h, y el panel aquel sólo 52 Km/h ¿cuál era mi velocidad real en la autopista cuando me saltó el flash del radar? Mi velocimetro marcaba 90 Km/h.

PD: si me llega la multa, ya os explicaré a qué velocidad me pillaron :-)

9 comentarios:

Natàlia dijo...

Bueno, ya sabes que estos aparatos tienen un error de unos 10-20 km/h. Ya sabes que este error lo han usado ya kamikazes para evitar ir a la cárcel...

Por otra parte, el error de tanto el radar como de tu coche, es mayor cuanto más deprisa vas... eso significa que a 60 la velocidad suele ser correcta y a 90, puede que haya más errores...

Hay que añadir que muchos coches, hacen creer al usuario que va más deprisa de lo que en realidad va...

Moraleja: Dudo que el flash de la autopista fuera por ti... Pero... ya nos contarás! ;-)

Quisiera también saber tu opinión sobre las chapuzas de rotondas que hay en la N-II por el tramo en el que circulabas...

Superdriver dijo...

Qué va José Luis, seguro que la multa no era para ti y menos a esa velocidad. Yo circulo bastante por la entrada y salida de Barcelona, donde está prohibido ir a más de 80, y suelo circular a unos 90 o poco menos (una vez a 95, en un despiste), y jamás me ha llegado ninguna multa ni he visto que me hicieran ninguna foto.

Por otro lado, he leído que los radares que cuelgan apuntan sólo al carril de la izquierda y el del medio, y supongo que a esa velocidad tú irías por la derecha.

A mí me gusta salir de Barcelona al atardecer y ver en el carril contrario los radares emitiendo destellos hacia esos coches que parecen no comprender el sentido de límite de velocidad... es una imagen poética jaja

Jaume dijo...

Yo he pasado por esa zona bastantes veces, y nunca he sabido si marca mi velocidad, o la del que acaba de pasar :p Supongo que tendré que pasar alguna vez que haya poquísimo tráfico.

Lo que sí es cierto es lo que ya se ha comentado que el velocímetro del coche suele marcar un poquito más de la velocidad real. En este caso, tu que tienes gps, ¡úsalo! Es lo más preciso.

Por cierto, natàlia, yo no creo que todas las rotondas de ese tramo estén mal hechas. Sobre todo por que te ahorran un semáforo que puede ser mucho más molesto. El tramo que si me parece exagerado es el de santa susana, que llega a haber 4 rotondas en menos de un kilómetro, y total para cruces relativamente de poca importancia; ¿no habría sido más fácil hacer una sóla rotonda grandota y después ramificar las salidas? ¿O utilizar raquetas en vez de rotondas?

Sara dijo...

Hola J.L.,

He llegado a tu página por casualidad y me ha parecido genial que alguien comparta sus "primeras experiencias" como conductor novel.

Tengo 33 años y hace menos de un mes he aprovado mi examen de conducir y ya tengo mi L (me costó mucho pero por fin lo conseguí).

Mi problema es que no dispongo de coche propio, y todavía no me he atrevido a coger el de mi padre (que es el único que me ha dicho que me lo dejará). Creo que después de tanto tiempo, dinero, nervios y disgustos con la autoescuela, ahora que estaba liberada no me veo capacitada para llevar "yo solita" un coche distinto al de la auto.

Supongo que a todos os ha pasado lo mismo al principio (mal de mucho consuelo de tontos) pero tenía ganas de compartirlo con vosotros.

Tenéis ideas, comentarios, experiencias que compartir al respecto?

Gracias a todos y en especial a ti J. L. creo que, si me lo permitís, voy a ser una asidua a tu página para compartir esta nueva etapa en mi vida.

Un saludo a todos,

sara

Superdriver dijo...

Sara:

Lo que yo te recomiendo es que no tardes ni un momento más en coger un coche. Si tiene que ser acompañada, acompañada. Si no, cada vez se te hará más difícil y acabarás habiéndote sacado el carnet para nada (esto le pasó a mi hermano; le pilló miedo y ahora es casi como si nunca se hubiera sacado el carnet). Piensa que te equivocarás un montón de veces (te sigues equivocando aunque tengas mucha experiencia) y que sin duda la liarás, pero esto forma parte del aprendizaje.

Jose Luis dijo...

Hola, Sara.

Bienvenida a éste blog. Espero que te sea útil.

¿Consejos? Bueno, por un lado te puedes leer las entradas de los dos o tres primeros meses. Seguramente encontrarás situaciones con las que podrás identificarte.

Por otro, conducir. Conducir mucho. Y también ir de acompañante de alguien que sepa. Yo venía con un compi en su coche desde el trabajo, y me era muy útil ver lo que hacía.

Por supuesto, si te ves muy verde (aún habiendo aprobado) no dudes en hacer más clases prácticas. Habla con tú ex-profe.

Pero sobre todo conduce. No lo dejes. Hazlo con calma, sin agobiarte. Quizás acompañada de alguien que te tranquilice si te pones nerviosa.

Verás que poco a poco vas ganando confianza. Dentro de un mes conducirás con más soltura que ahora.

Por último, ten mucha precaución. Y pon la "L", a pesar que algunos digan que les pitaban. Yo la llevé y sólo me pitaron mal en una ocasión (el resto, pocas, tenían razón).

Espero "verte" por aquí.

:-)

Sara dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios. Me han animado mucho a seguir.

Bueno, os diré que ya lo he probado y no es para tanto!!! jajaja

Empecé "acojonaíta" perdida, ya que es un Toledo de 13 años y con el embrague hecho polvo. Mi padre vino conmigo, y me tranquilizó mucho. Me aseguró que era muy normal que se me cale y nos fuimos a pasear la L, de noche, con lluvia y a las 8 de la noche en hora punta por la Avda Diagonal, Glorias y Meridiana de Barcelona (J.L. Ya sabes lo que quiero decir con esto...) mi padre dijo que si empiezo en la peores condiciones, aprenderé más rápido.
Pues os diré que los 5 primeros minutos sentía como que todo estaba descontrolado y llevaba en mis manos una máquina completamente distinta al de la auto. La visibilidad, el tacto de pedales y marchas era completamente nuevo para mi... pero aún así no se me caló!!!!!
Sorprendente verdad?
Papi orgulloso de su hija diciendo que conduzco fenomenal y que lo haremos cada semana para ir mejorando y perfeccionando.

Tenéis razon, las cosas se consiguen cogiendo al toro por los cuernos y aunque sea pasito a pasito, con la L provocando la ira y los nervios de los "prisas", y acompañada por alguien que sepa conducir e inspire confianza pero todos hemos empezado igual. Seguro que Alonso también ;-)

Un saludo a todos y hasta otra.

Sara

Jose Luis dijo...

Hola Sara.

No se si es muy acertada esa iniciativa de tú padre de llevarte por lugares "complicados". Tanto te puede dar mucha confianza como meterte el miedo en el cuerpo para el resto de tú vida.

En éste caso parece que te ha servido para coger confianza.

También te puede ser muy útil que tú padre conduzca un rato, para que veas cómo lo hace él.

Y como tendrás frescos los conocimientos de la autoescuela, podrás incluso corregir los defectos que haya adquirido tú padre.

Y si ves que necesitas alguna clase más (aunque sean dos o tres) no dudes en recurrir a tú ex-profe.

Si tienes la "suerte" de trabajar fuera de Barcelona (como es mi caso), puedes ir al trabajo en coche durante unos meses. Cojerás mucha experiencia. Y te tragarás muchos atascos, jeje (o sea, embrague + acelerador + freno).

Bueno, espero que sigas contandonos que tal te va todo. Si veo un toledo que va despacito, conducido por una mujer, pensaré que eres tú :-)

Hasta pronto, Sara.

Jose Luis dijo...

Sobre la multa, aún no me ha llegado nada. Igual teneis razón y no me pilló a mi, jeje.

Si me llega, ya os contaré.

:-)