Honda Civic LSi

Honda Civic LSi
Mi primer coche

31 de mayo de 2007

Pierdo el control

Casi casi.

Subía por Balmes. Acababa de cruzar Ronda General Mitre. Recordaba yo que una vez subí en taxi por esa misma calle, y el taxista (para ir a Vall d'hebron) giró a la izquierda, para entrar en la calle de Bertran, y luego calle Mare de Deu del Carme, para salir a la Avenida República Argentina. Y desde allí, hacia arriba, se llega muy fácil a Vall d'Hebron a través de la Plaza de Alfonso comín.

Pues hoy quise repetir ese recorrido, pero en mí coche, conduciendo yo.

Arranqué desde el semáforo de Balmes con General Mitre. Un par de coches giraron a la derecha, para ir hacia Lesseps. Yo no, yo seguí recto.

Arranqué en primera, al poco pasé a segunda, y luego a tercera. Ahi el coche ganó velocidad. Crucé General Mitre y me situe en el carril de más a la derecha, el que marca que se puede girar a la derecha.

Cuando me acercaba al momento del giro, quise frenar y meter segunda. Frenar, frené, pero segunda no la metí. Hablando mal, me hice la picha un lio y casi sigo recto.

Frené e intenté girar, pero tuve la misma sensación que en la Carretera de Vallvidriera, cuando bajando tomaba alguna curva muy cerrada. La sensación que el coche se va. Ya se que es la fuerza centrípeta, que me juega una mala pasada, pero me despista. Y hoy casi sigo recto.

Lo que es seguro es que no tomé la "trazada" que siguen otros coches cuando giran allí, y me abrí más para hacer el primer giro a la derecha. Eso dificultó el siguiente giro a la izquierda.


Lo tengo que volver a repetir. Quizás mañana, ya veremos. Pero eso de reducir de marcha no me acaba de salir bien.

Muchas veces acabo frenando, sin reducir (es decir, sin pasar de tercera a segunda). Tambien tengo tendencia a pisar mucho el embrague, a ir con el embrague pisado y frenando. Así el freno motor no actúa.

Alguna vez me ha pasado de reducir de cuarta a segunda, por error. Por suerte, el coche ya lo llevaba muy frenado, y meter seguna no supuso ningún problema para la mecánica.

Bueno, que quedan aún cosas por mejorar.
:-)

3 comentarios:

Josep dijo...

A mí me costó mucho (pero mucho) quitarme la manía de agarrarme al embrague para cualquier cosa. Supongo que me daba miedo que el coche se calara por frenar más de la cuenta.

Anónimo dijo...

Me he sacado el carnet en enero y ahora, desde hace menos de un mes soy la propietaria de un skoda de gasolina...al volante estoy verde como una lechuga, aprobé a la primera teórico y práctico pero ahora la conducción en la realidad se ve muy diferente y estoy un poco cagadita. Todavía no me animo a llevarlo sola y me voy a practicar con mi novio y el me va dando pautas y me enseña y de vez en cuando me grita porque lo pongo de los nervios....jajajaja...Estoy aprendiendo a aparcar, porque en la autoescuela dan unas pautas pero como digo, en la realidad es otra historia. En fin, que estoy un poco agobiada y asustada con este tema, todo se me hace un mundo y no veo el día en el que me sienta más segura al volante, y por ello busqué a través de google a ver si había gente como yo y llegué a tu blog...Leyéndote me siento igual de torpe pero menos incomprendida...He visto que ya llevas tiempo conduciendo, así que lo llevarás súper bien...De cualquir modo voy a seguir leyendo tu blog e identificándome con lo que cuentas.

BSS

B.

Jose Luis dijo...

Hola Anónima.

Sobre aparcar puedes mirarte éstas páginas de Curvas Rectas (de paso te recomiendo que leas ese blog, es muy interesante):

Estacionando 1

Estacionando 2

Estacionando 3

Estacionando 4

¿De cara o de culo?

Al conducir, procura relajarte, antes de iniciar la marcha. Una vez en marcha, respira hondo todas las veces que lo necesites, sin quitarle ojo a la circulación.

Y dile a tú novio que no te grite, que cualquiera diría que él conducía de fábula cuando era novel.

Al principio también iba yo bien cagao. Luego le fui pillando el tranquillo, y ahora me siento muy cómodo.

A parte de mi profe y de los blogs que hay a la derecha, también me fue útil venir en coche con un compi del trabajo (y amigo). Veía cómo conducía él, como tomaba las curvas,...

O sea, que a parte de conducir tú, también puedes pedirle a tú novio que conduzca él un rato y tú te vas fijando cómo lo haces. Le preguntas cosas, y aprendes, porque puedes concentrarte en detalles que se te escaparían si tuvieras el volante entre tus manos.

Animo, que en poco tiempo te soltarás.

Yo hice muchas prácticas haciendo kilómetros por la provincia de Barcelona, a partir de las 18h. Como tenía GPS, no me preocupaba de perderme, ya que el GPS me marcaba la ruta hasta casa.

Venga, un saludo !!