Honda Civic LSi

Honda Civic LSi
Mi primer coche

6 de junio de 2007

Despiste

Leyendo ésta entrada en el blog de Josep (Curvas Rectas) me ha hecho recordar una cosita que me pasó hace unos días, y que había olvidado.

Una distracción, por pequeña que sea, puede ser fatal. Hace unos días, en la autopista, ví el reflejo de la luz interior (que lleva encendida) en la luna delantera.

No me podía creer que llevara la luz interior encendia. Aprovechando que ni delante ni detrás había nadie, me fijé mejor en la luna y pude confirmar que efectivamente lleva la luz interior encendida.

Cuando volví a mirar al frente (no pasó más de un segundo) vi con horror que tenía la mitad del coche en el arcén. Suerte que allí el arcén era ancho, sino hubiera podido llevarme algo más que un susto.

Desde entonces que entendí perfectamente lo que significa estar atento a conducir y olvidarme de nimiedades.

Me parece que estoy haciendo trabajar mucho a mi ángel de la guarda.
Espero y deseo que no se harte de mi.

6 comentarios:

DonkeyG5 dijo...

Los ojos en la carretera. Si acaso las miradas breves a los retrovisores y si es necesario al GPS (pero que sea igual de breve).

Otro apunte: apréndete donde están los interruptores más importantes de memoria, donde está el aire acondicionado, para desempañar los cristales (en mi coche es poner el aire acondicionado, poner una ruleta en posición desempañar y dar un par de puntos al aire) para que puedas usarlos de forma instintiva, sin perder la concentración en la carretera.

Pero sobre todo mira adelante, que si te pegan por detrás es culpa suya :-D.

Josep dijo...

El otro día lo hablaba con una persona que lleva poco tiempo al volante. Salía de un túnel y se metía en un tramo de curvas. Le dio por tantear el mando de las luces para apagarlas (en su coche se encuentra en el frontal del salpicadero) y poco a poco se desvió de la trayectoria que debía seguir. Creo que finalmente entendió que cuando vas al volante hay que saber priorizar. Le costó un pequeño susto.

Gracias por la referencia a mi entrada. Por cierto, ¿te has fijado en el etéreo retrato de Mario? Me gustan algunas obras de Dalí. :-P

Jose Luis dijo...

Ei, Josep, no dejes de visitar el blog de un amigo mío (http://formalrupture.blogspot.com/), si te gusta la pintura.

:-)

Jose Luis dijo...

Priorizar.

Esa es la palabra. Debería cambiar el título de ésta entrada de mi blog, pero bueno, lo escrito, escrito está.

Pero estoy totalmnte de acuerdo, hay cosas que no tienen ninguna importancia y pueden esperar.

Ah, donkeyg5, tú idea es muy buena, pero a mí no me sirve. Yo tengo muy mala memoria, y me olvido de esas cositas.

Por tanto, necesito mirar lo que hago. Y si no puedo mirar ahora, pues me espero y miro dentro de un ratito. Pero tengo que mirar.
:-)

Josep dijo...

José Luis, donkeyg5 tiene toda la razón del mundo. Haz un esfuerzo (adicional al que ya estás haciendo, o sea que ya no te viene de aquí :-D ) y vivirás mejor.

El blog de tu colega está bien, pero yo soy mucho más cutre en esto de la pintura. Lo mío es mirar y yatá, que me harté de analizar en Historia del Arte de COU, años ha. :-P

Jose Luis dijo...

Interruptores y mandos del coche. Me temo que el único que conozco bien es el intermitente (palanca parriba o pabajo; en el madio, no intermitente).

Del resto, no hay manera. Supongo que poco a poco me los iré aprendiendo.

Por ejemplo, los limpias. Cuando los quiero poner, siempre tengo que mirar que parte de la palanca tengo que girar (para accionar los delanteros o el trasero).

Cada uno tiene sus defectos, y ese es uno de los míos. No consigo aprenderme las cosas sencillas.

El interruptor de las luces está en la palanca del interruptor. He de girar la palanquita hacia adelante o hacia atrás, para encender o apagar las luces.

A veces, conduciendo, palpo ese interruptor y miro si está hacia atrás (si retrocede es que están encendidas).

Lo dicho, algún día me los aprenderé.

Pero vuestro consejo es muy muy razonable. Lo malo es que cada uno tiene sus defectos, y uno de los míos es que hay cosas que no consigo memorizarlas.

Bueno, poco a poco...

:-)