Honda Civic LSi

Honda Civic LSi
Mi primer coche

17 de junio de 2007

Espejo, espejito mágico

Circulaba por una calle estrechita (sólo un carril). Llego a una intersección con otra calle, también estrechita (un carril). Es una intersección sin visibilidad. Y tiene un espejo de esos circulares para ver quién viene sin tener que asomar el morro.

Ese tipo de espejos no los había visto aún, circulando con mi Civic (solo en las prácticas de la autoescuela, pero entonces iba con el profe, no sólo, y para colmo era muy temprano, si casi tráfico).

Al llegara a esa intersección, me paro. Detrás de mí nadie; no entorpezco a nadie (¡¡ bien !!). Miro el espejo. En el espejo no se mueve nada. Todo inmóvil. Veo un coche blanco parado. Y nada más.

Yo tengo un ceda, y me obliga a pararme si viene alguien. No reparo en que el coche blanco es realmente el mío. Y dado que no viene nadie por la derecha, la imagen del espejo se mantiene inalterable (el movimiento es lo primero que hubiera detectado).

Dado que el coche blanco se ha parado, y no se mueve, decido moverme yo. Meto primera y arranco, poco a poco, sin correr. Para mí sorpresa veo que el coche blanco también se mueve.

Y entonces caigo. ¡¡ Es mi propio coche !!
Estaba mirando al coche equivocado.
Y por tanto, en la dirección equivocada.

Entonces miró a la derecha (por el espejo, por supuesto). Veo venir una moto. Ahora sí hay movimiento en el espejo. Pero yo ya he metido el morro en la intersección. La moto se para (no venía rápida, no hubo riesgo) y me deja pasar.

Una nueva experiencia. Está claro que aún me quedan muchas cosas por descubrir. Lo que más me importa en éste caso es la propia imagen reflejada en el espejo, donde es fácil confundirse y mirar en la dirección equivocada (al menos a mí me ha pasado así).

Un saludo.

2 comentarios:

Adriel dijo...

No eres el único que ha tenido ese cómico problema. . . XD también soy de esos que llevan L. Saludos y enhorabuena por el blog.

Josep dijo...

Aunque el espejo te muestre un panorama maravilloso, nunca olvides echar un vistazo directo en cuanto te sea posible.