Honda Civic LSi

Honda Civic LSi
Mi primer coche

23 de octubre de 2007

Ruido al acelerar (y 1)

Quizás lo que más me sorpendió de las explicaciones de Josep fue lo que explicaré hoy. No es malo que el motor haga mucho ruido.

Cuando acelero tengo tendencia a cambiar a segunda muy pronto. En primera oigo que el motor hace mucho ruido si llego (o supero) las 3000 vuelta por minuto. Por tanto, a las 2000 ya cambio a segunda.

Josep me explicó que eso es falso. El motor está preparado para soportar esa aceleración sin estropearse. Pero sin pasarse, claro; si llevo el motor a 6000 vueltas entonces sí será malo.

Por tanto, en llano debería acelerar más, apurar más la primera, antes de cambiar a segunda. Si no lo hago, estoy obligando a la segunda marcha a hacer más trabajo (el que no hizo la primera). Eso se nota cuando el coche tiembla al acelerar.

Eso sí es malo para el motor, porque estoy obligando al motor a un esfuerzo para el que no está pensado.

¿Y cuando cambiar de primera a segunda? Una forma es mirar el cuentarevoluciones. Pero Josep opina que es mejor usar el oido. Sinceramente, no se cómo explicar ésto.

Solo puedo decir que yo acelero muy poco en primera. En seguida meto segunda. Debería apurar más la primera marcha, para que la segunda no tenga que hacer tanto trabajo.

4 comentarios:

Josep dijo...

Em..., sólo un par de cosillas.

Cuando hablamos de cambiar de marcha, siempre hay que tener en cuenta si circulamos en llano, en pendiente ascendente o en pendiente descendente. Y también hay que tener en cuenta si la razón del cambio de marchas es para ir acelerando cada vez más, para reducir o bien para relanzar el vehículo. Por razones de sueño a estas horas, hablaré sólo del caso en que usas las marchas para tirar millas.

Si circulamos en llano, quizá no habrá que acelerar demasiado antes de cambiar. Un poco más de lo que hacías tú, sí. El criterio es el siguiente: no hay que dejar el motor temblando, pero tampoco hay que montar un escándalo que lo único que nos dará será un consumo elevado y un cubo de agua de algún vecino harto de escucharnos pasar.

En pendiente ascendente convendrá forzar un poco la marcha (nunca mejor dicho) y, lo más importante, no perder tiempo mientras tengamos el motor desembragado (es decir, mientras presionamos el pedal y cambiamos con la palanca). Si perdemos tiempo, ¿para qué hemos sobreacelerado el motor?

En pendiente descendente, lógicamente podremos prescindir de acelerar si no es que queremos hacernos amigos íntimos de un árbol. :o)

----------

Lo de cambiar de oído es fácil cuando escuchas cómo suena el motor. A mayor número de vueltas, más agudo suena. Primero se trata de averiguar cómo de agudo suena el motor cuando está a punto para cambiar.

Luego, cada vez que escuches ese sonido así de agudo, sabrás que el coche está preparado para cambiar. Y cambias y a otra cosa, mariposa.

Nuevamente, si circulas en llano es una cosa y en pendiente, otra.

Josep dijo...

Joder, se me olvidaba. La gracia de lo de saber cambiar está en aprovechar correctamente la potencia del motor. Para más info te dejo la URL del vídeo de La Segunda Oportunidad dedicado a estos menesteres. Ojo al dato cuando salen el Citroën GS y el 2CV, que ahí está el quid de la cuestión.

La Segunda Oportunidad:
Mal uso de potencia


Y mira, así de repente ya te he explicado también lo de relanzar el vehículo, que puede irte de perlas en las incorporaciones "normales" (las de las rondas de Barcelona no cuentan, que menos normales son cualquier cosa). ¿Y cómo? Pues porque no serías ni el primero ni el segundo que, por no apurar un poco la marcha, se mete en una autovía o autopista demasiado despacio o, peor, demasiado despacio y encima con una marcha demasiado larga, sin potencia ni nada para salir zumbando en caso de necesidad.

Jose Luis dijo...

No, si ya sabía yo que me dejaría lo más importante.

Bueno, ya ves que como profe necesitarás una paciencia a prueba de todo, je je.

Porque como alumno, ejem, me he "lucido".

:-)

Josep dijo...

No, hombre, no. Como alumno lo asimilaste bien en un tiempo récord.